CompeTIS
‘Hacer algo con alegría o con el solo fin de entretenerse o divertirse’. Así define la Real Academia el verbo jugar. Y así resulta extraño pensar que verbos como estudiar o trabajar puedan parecérsele. Que eso de hincar los codos y pasarse horas en la oficina es una cosa muy seria… ¿O no?

Psicólogos, pedagogos y especialistas en la gestión de equipos de trabajo llevan algunos años defendiendo que la aplicación de las metodologías del juego a otros entornos tiene enormes posibilidades y múltiples beneficios. Facilita el aprendizaje,  ayuda al  desarrollo de la creatividad, la concentración, el esfuerzo… Y por supuesto supone una  motivación extra.  ‘¿Pero no se supone que  el trabajo dignifica y el verdadero premio del estudio es el propio aprendizaje?’ Cierto, pero cuando nuestros abuelos  decían eso sencillamente a nadie se le había ocurrido pensar en lo bueno que es jugar…

¿Por qué no tenerlo todo?

La gamificación o ludificación es una corriente reciente y la mayoría de iniciativas para practicar dinámicas del juego en otros ámbitos han empezado en áreas como el marketing o la educación para niños. CompeTIS busca meter a la universidad en la partida y llenar el campus de juego, más allá del mus que se practica en la cafetería.  ¿Cómo? Trabajan en una aplicación en desarrollo que busca que el alumno pueda realizar tests de distintas asignaturas, crear una competición entre amigos con  bote,  recibir premios en competiciones locales o nacionales, ascender en el ránking e incluso darse a conocer entre las empresas y despertar su interés de cara a posibles contrataciones. El objetivo es claro, no se trata de banalizar o despreciar el estudio, sino de ampliar sus posibilidades y que cualquier estudiante pueda crearse una reputación online en base a lo que sabe. En otras palabras,  ‘¿Te aburres estudiando, pero te diviertes jugando el trivial online? ¿Por qué no las dos?’

La semilla del proyecto nació durante la época en la que Mariona Borrás estudiaba en la universidad. Disfrutaba jugando a ‘Triviados’ contra sus amigos y se preguntó porque no existía algo así sobre la materia de las carreras. “Si hubiera tenido esto cuando estaba en la facultad, desde luego me habría tomado de otra manera mis estudios”, nos cuenta. El proyecto se puso en marcha oficialmente el pasado mes de octubre, durante la celebración del Startup Weekend sobre educación  que tuvo lugar en Madrid, un evento internacional que cada año reúne en distintas ciudades a educadores empresarios, desarolladores…con la idea de un nuevo proyecto educativo bajo el brazo y 54 horas para ponerlo en marcha. En ese tiempo Mariona Borrás y su equipo conquistaron a público y jurado, y declararon su propósito de hacer realidad su proyecto empresarial en el primer semestre de  2015. Y en ello están, testando y puliendo una aplicación en desarrollo con un interesante potencial  y que supone ampliar los caminos y el público de la gamificación. ¿Quién dijo que la universidad no podía ser un juego de niños?  Mariona Borrás espera que CompeTIS pueda estar listo en septiembre…¡Y todos a jugar!

The following two tabs change content below.
Laura Prieto Calvo

Laura Prieto Calvo

Periodista especializada en contenidos digitales y redes sociales. Apasionada contadora de historias. Curiosa pixelada, parlanchina 2.0 y buscadora de tesoros transmedia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *