Autor: Marta Plaza Magro

Periodista apasionada por el marketing digital, la comunicación y el diseño gráfico. Lectora incansable, entusiasta de las nuevas tecnologías y siempre dispuesta a difundir historias con valores. Más info en www.martaplaza.es

TransProse transforma literatura en música

Literatura-musica

La literatura y la música se consideran dos artes independientes pero siempre han estado unidas. Una influye en la otra. La música, al igual que la prosa, la poesía y el teatro se utilizan para contar historias así como la ópera y el ballet las cuentan a través de la música y las palabras.

A raíz de esta idea, Hannah Davis, programadora, música y artista, e investigadora en la Universidad de Nueva York y Saif M. Mohammad, investigador del Consejo Nacional de Investigación de Canadá (National Research Council Canada) pensaron en unir su conocimiento y crear un sistema que generara automáticamente piezas musicales a partir de novelas en formato electrónico. ¿Pero cómo lograrlo?

El secreto es identificar palabras con emociones (en su caso determinaron las siguientes: la ira, la alegría, la tristeza, el asco, la anticipación, la sorpresa, la confianza y el miedo) asociadas a su vez a los estados positivo y negativo. El resultado: TransProse.

(más…)

In Place of War conecta artistas en guerra

mural-Sheik-Rihan-Street

La historia nos demuestra que en tiempos de guerra, la cultura se reinventa e intenta expresar y dar a conocer diferentes movimientos artísticos. Pero ¿qué pasaría si los creadores estuvieran perdidos a su suerte y no pudieran expresarse?

La organización In Place of War lleva luchando desde hace más de una década para que esta situación no se lleve a cabo. Podemos decir que su objetivo es movilizar, empoderar y conectar a artistas y comunidades creativas en zonas de guerra donde hay revolución o conflicto. Porque el cambio social es posible gracias a la creatividad y el valor de las artes para convertir el espacio público en un lugar lleno de vida y de debate.

La idea del proyecto la tuvo James Thomson cuando se encontraba desarrollando programas de teatro en Sri Lanka durante la guerra civil en ese país. Se dio cuenta de que numerosos artistas no sabían cómo reaccionar ante tal barbarie. Su creatividad estaba silenciada y eso no podía ocurrir, pensó. Este hecho se convirtió en el desencadenante para crear el proyecto.

(más…)

El zapato que crece hasta 5 tallas

Kenton Lee prueba el zapato a varios niños en Nairobi

Tenemos varios pares en nuestros armarios. De distintos colores, materiales y formas. Cada día, elegimos unos que vayan a juego con nuestra vestimenta y nos deshacemos de ellos cuando consideramos que están viejos, que ya no nos sirven y entonces nos encaprichamos de otros. Así nos comportamos en una parte de mundo y nos olvidamos de lo que pasa en otros países donde las personas tienen que llevar los zapatos que a nosotros no nos valen aunque no sean de su talla. Los únicos que son conscientes de esta realidad son los voluntarios y trabajadores de las ONG, organizaciones y fundaciones que trabajan en los países más desfavorecidos. Es el caso de Kenton Lee, el creador del zapato que crece 5 tallas y sirve durante 5 años. Él nos cuenta cómo surgió su proyecto The shoe that grows.

The shoe that grows
El zapato que crece hasta 5 tallas diseñado por Kenton Lee (Fotografía: Because International)

«He viajado mucho después de graduarme de la universidad. He vivido y trabajado en Quito, Ecuador – y luego en Nairobi, Kenia. Cuando estaba allí, trabajé en un orfanato con cerca de 140 niños. Un día, todos estábamos caminando hacia la iglesia cuando miré a mi lado a una niña con vestido blanco. Me quedé muy sorprendido de que llevaba unos zapatos demasiado pequeños. A mi alrededor, vi que a muchos de los niños les ocurría lo mismo así que pregunté al director del orfanato: ¿Por qué tantos niños llevan zapatos que no les sirven?. Me contestó que habían recibido un cargamento de zapatos donados hace un año pero no habían recibido ninguno más y ellos no tenían suficiente dinero para comprar nuevos pares. Justo en ese momento, me dije a mí mismo: «¿Y si hubiera un calzado que se pudiera adaptar y expandir? Parece que tendría más sentido para estos niños».

(más…)